Acceso

El Manifiesto BIM Académico español

ManifiestoAcademicoBIMespañolColaboración de Begoña Fuentes en la que se resumen los motivos por los que durante el pasado Encuentro de Usuarios BIM EUBIM2015 se hizo público "El Manifiesto BIM Académico español".

Como ya sabéis los seguidores de este blog, el Grupo de Usuarios de Revit de Valencia, organiza un Encuentro de Usuarios BIM (EUBIM) para conmemorar los aniversarios de su fundación. Este año se celebró en forma de Congreso Internacional BIM. Tuvo lugar, como de costumbre, en la Escuela de Ingeniería de Edificación de la Universitat Politècnica de Valencia. 

En una de las sesiones de ese congresco, concretamente en la dedicada al BIM en el mundo Universitario, se leyó un manifiesto apoyado por muchos de los allí presentes y que pretende ser una declaración de intenciones de muchos de los que allí estabamos y que esperamos sea apoyada por mucha más gente.

Cada vez dispongo de menos tiempo para escribir en este portal, pido disculpas por ello, y este tema me parece lo suficientemente importante como para que esté aquí recogido y en portada durante algún tiempo, en busca de adeptos.

Es por lo que solicité a mi compañera del comité de organización de EUBIM Begoña Fuentes, que además fue una de las personas más activas en la promoción de esta iniciativa, que escribiese algunas palabras sobre el manifiesto.

 

A continucación incluyo sus palabras, así como un enlace al pdf del manifiesto, en los términos en que se encuentra redactado en este momento.

Muchas gracias Begoña por compartir la información con todos.

 

El Manifiesto BIM Académico español


El inminente posicionamiento del Gobierno español sobre la adopción de BIM y su voluntad de establecer una estrategia nacional de implantación BIM, obliga a todos los agentes y actores principales del sector de la construcción a prepararse ante este acontecimiento y su hoja de ruta.

Sin duda, uno de los pilares fundamentales en el que se tendrá que apoyar esta iniciativa gubernamental, para garantizar el éxito de sus objetivos, ha de ser el de la formación y capacitación en BIM de todos los agentes participantes en el proceso constructivo. A simple vista, una tarea ardua y de compleja gestión.

El objetivo de preparar a todo el sector para trabajar y colaborar en un entorno BIM requiere del consenso, compromiso y participación de todos los estamentos que se vayan a ver implicados en esta re‑evolución. El diseño de la estrategia de formación ha de venir de un análisis previo realizado con seriedad, rigor, fuerte dosis de realismo y aséptico con respecto a intereses particulares o corporativos.

En paralelo a las intenciones del Gobierno, durante la celebración del Congreso Internacional sobre BIM en España, EUBIM 2015, se lanzó la iniciativa de constituir la Red Académica BIM Española, con el fin de constituirse en el referente objetivo de la formación, investigación y acreditación sobre BIM para todos los hispano hablantes.

Los objetivos de la RABE quedaron consensuados en EUBIM mediante la aprobación, por aclamación de todos los participantes, del Manifiesto BIM Académico, en el que se reconoce la urgente necesidad de transformar nuestro sector de la construcción para que sea más competitivo, eficaz, tecnológicamente avanzado, colaborativo y transparente en su funcionamiento.

Este Manifiesto BIM Académico solicita que la iniciativa de la formación sea compartida por las instituciones académicas oficiales junto con las administraciones públicas, asesoradas por un grupo de trabajo de expertos que reúnan las competencias en BIM y en metodología y formación académica, tanto universitaria como en formación profesional.

Contempla dos objetivos fundamentales: por un lado, la elaboración del Libro Blanco de la Formación en BIM, en el que se establezcan los distintos niveles formativos y competenciales y se asignen los contenidos básicos y mínimos que cada nivel debe garantizar en el aprendizaje de los actores del proceso constructivo. Esa estructura, posteriormente, podrá ser adaptada a la docencia de los grados de Formación Profesional y Universitarios, según criterio de los responsables de elaborar esos programas oficiales.

Por otro lado, se propone crear un Campus Virtual BIM, de acceso libre a todo aquel interesado en aprender y formarse, donde exista un repositorio de documentación escrita y multimedia sobre la metodología, las herramientas informáticas y los procesos y flujos de trabajo que genera trabajar en un entorno BIM. El Campus Virtual BIM debería convertirse en el punto de referencia para todo aquel interesado en BIM en lengua castellana.

Por supuesto, también se contempla la necesidad de formar a los empresarios del sector (promotores, constructores, fabricantes, suministradores, industriales, etc.) en la medida en que han de ser conocedores de este entorno de trabajo en el que van a tener que desenvolverse en breve y, además, son los facilitadores del acceso a la formación de sus trabajadores, aquellos que finalmente recibirán la información del modelo BIM y tendrán que materializarlo en productos, soluciones constructivas o procesos de diseño, ejecución y/o mantenimiento del edificio.

Además, se promueve la creación de un sistema de acreditación y certificación de los conocimientos sobre BIM, de manera que la oferta formativa sea garantía de calidad y armonización con unos estándares de competencias y habilidades establecidos. La acreditación se extenderá tanto a las entidades formativas y su oferta de formación como a las personas u organizaciones formadas y preparadas para trabajar en BIM.

El reto que se presenta ante nosotros es histórico. Requiere de un gran esfuerzo y del convencimiento de todos de que, a pesar de las dificultades con las que nos vamos a encontrar, este cambio va a ayudar a mejorar tanto el proceso como el resultado de nuestra actividad empresarial y profesional. Le estamos proponiendo a todo un sector que cambie el idioma con el que habla, piensa, trabaja, cierra contratos y mide resultados. Ahí es nada…

Una ventaja con la que contamos es el hecho de que otros países han recorrido ya el mismo camino que nosotros iniciamos. Fijémonos en sus acciones, aciertos y errores y, ya que empezamos más tarde que ellos, evitemos hacer lo que a ellos no les ha funcionado.

Como en toda gestión del cambio, nos vamos a encontrar con los entusiastas, los recelosos, los escépticos y los negacionistas. Ya lo sabemos. Pero aquellos que adoptamos BIM hace tiempo y llevamos años de andadura por el desierto, “evangelizando sobre la oportunidad que representa BIM”, tenemos ahora la obligación de seducir, enamorar, convencer y demostrar que BIM es la opción inteligente, estratégica, y la oportunidad que se nos brinda de dejar de ser un sector cuasi‑artesanal para empezar a ser, de verdad, una industria. Una industria con valor añadido, con capacidad para la innovación tecnológica en todos sus procesos y con el foco puesto en el cliente/usuario final.

BIM representa en estos momentos la oportunidad que se nos brinda de dejar de ser “el ladrillo” peyorativo para poner en valor ante la sociedad nuestros conocimientos, trabajo y resultados como sector. Bienvenidos a la re-evolución de la construcción."

El manifiesto se puede descargar pulsando en la imágen de este artículo o en este enlace.